Joya se presentará a partir del 8 de noviembre 2014, en el Teatro del Cirque du Soleil en la Riviera Maya.
Cirque du Soleil, en la Riviera Maya inicia el 8 de noviembre con "Joya"
Lunes 20 de Octubre de 2014
Playa del Carmen, 19 de octubre del 2014.-La música y el baile, los animales y las plantas, los colores y los sabores, el pasado prehispánico y la modernidad que integran la cultura mexicana se traducen en fantasía y creatividad circense en un espectáculo que invita a revalorar la identidad nacional.

Se trata del espectáculo Joya, del Cirque du Soleil, producido ex profeso para la Riviera Maya, donde se presentará a partir del ocho de noviembre de manera permanente. Es un relato visual de 70 minutos sobre la riqueza cultural del país. En él se conjuga la imaginación de circo canadiense con la historia, la cultura, la naturaleza y los personajes de México.

El teatro de la Riviera Maya, para 600 personas, se transformará en una suerte de cabaña donde un hombre viejo pretender heredar sus conocimientos a su nieta de 15 años, y es donde aparecen referencias a Frida Kahlo, a la Universidad Nacional Autónoma de México, el Museo de Antropología e Historia, a la música y la comida tradicional.

El proyecto es una colaboración entre el Cirque du Soleil y Grupo Vidanta, una empresa de espectáculos, que busca impulsar el turismo en Cancún; el montaje tardó un año desde la conceptualización de la historia y la producción del escenario hasta los ensayos con 24 actores y bailarines de 15 países diferentes como México, Estados Unidos y Canadá.

“Nuestra relación con México se está expandiendo y desde hace tiempo establecimos una amistad, por eso pensamos en un proyecto nuevo al ver el éxito de nuestros espectáculos temporales; fue un proceso natural realizar uno nuevo. Este espectáculo en la zona maya surgió por un grupo de personas que diseñaron una historia de entretenimiento”, describió Richard Dagenais, director creativo de Cirque du Soleil.

Detalló que la historia eje es el encuentro de una adolescente de 15 años con su abuelo, a quien le gusta coleccionar todo aquello que es importante para “vivir la vida”, y quiere trasmitir ese conocimiento a la siguiente generación. Si bien el relato se desarrolla en una especie de choza en medio de la selva, no hay una referencia específica a algún lugar, y más bien se ofrece un conjunto de elementos mexicanos.

Dagenais describió que son los libros, representados en diferentes tamaños y materiales, los que construyen el escenario en el que lo mismo hay menciones de los pintores mexicanos, de los músicos que de paisajes naturales y costumbres a través de las rutinas acrobáticas de los actores y bailarines que enfatizan su esencia circense.

Otro elemento protagonista son las mariposas monarca que, en cierto modo, conectan la cultura de Canadá con la de México a través de sus traslados periódicos. El director comentó que éstas tienen una representación importante al considerarlas como “viajeras de conocimiento”, y a través de su figura recrean la difusión del saber ancestral.

Incluso, el título del espectáculo, Joya, refiere a la fusión de sabiduría y belleza en un mismo objeto: “A través de la actuación, la nieta del alquimista descubrirá la alegría y la sabiduría al compartir una experiencia extraordinaria en un lugar inesperado. Hacen un viaje en el que descubren un tesoro escondido en el manglar, que pasa a las generaciones futuras”, precisó del espectáculo que con la compra del boleto incluye una cena tradicional.

Con la dirección escénica de Martín Genest, no hay vestuarios ni paisajes exóticos para dejar que la utilería la cultura mexicana sea la protagonista. El director aclara que no es un espectáculo acerca de México únicamente, sino una historia acerca de dos personajes que se influyen uno en el otro.

“La gente podrá reconocer ciertos elementos de la cultura maya en la decoración, pero la instalación que hacemos no tiene una conexión con un lugar específico, porque toda la inspiración que tuvimos fue en la cultura mexicana”, añadió de espectáculo para el cual se construyó un teatro ex profeso en el kilómetro 48 de la carretera federal Cancún-Playa del Carmen, que será sede permanente de la compañía circense en la Riviera Maya.

El espacio, de dos mil 500 metros cuadrados de extensión, está construido en forma de selva, y dentro recrea una librería al centro del escenario rodeada por las butacas y zonas especiales para el servicio de cena; el recinto tuvo un costo de 20 millones de pesos aportados por Grupo Vidanta. Con este proyecto, la compañía canadiense de circo instala su primera sede en México.
Consolidación mexicana

La compañía con más de 30 años de historia se consolida en México a través de colaboraciones con artistas mexicanos y espectáculos ex profeso como el que prepara con Marionetas de la Esquina, fundada por Lourdes Pérez Gay.

Se trata, detalló Dagenais, de un espectáculo con títeres de diferentes tamaños construidos por la compañía dirigida por la dramaturga Amaranta Leyva, los cuales servirán de apoyo a los acróbatas y actores para contar la historia de una niña en busca de aventuras.

“Tenemos más de un año que empezamos a trabajar en este proyecto; a nosotros nos interesa incorporar marionetas en nuestro espectáculo y Amaranta Leyva se acercó a nosotros para proponernos una colaboración. No es la primera vez que trabajamos con marionetas, pero nos parece interesante este trabajo con marionetas gigantes”, dijo acerca del proyecto aún en proceso.

Por último, según la página de internet del  www.Cirque du Soleil.com  Riviera Maya, serán:  

Solo Show $858.00 MN
Solo show $1,056.00 MN (Preferente)
Show con Champagne: $1,452.00 MN
Show, cena y champagne $2,178.00 MN
VIP   show cena y Champagne $2,970.00 MN