Personas mayores a 40 años aparentemente sanas deben someterse a algunos exámenes rutinarios
Sugieren chequeo médico general como regalo de fin de año
Miércoles 28 de Diciembre de 2011
Guadalajara, 27 de diciembre del 2011.-Médicos especialistas del IMSS en Jalisco recomiendan un chequeo médico general como regalo de fin de año, ya que esta práctica posibilita la captación oportuna de patologías que de otra manera pueden avanzar y traer una mala calidad de vida.

El subdirector médico del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Rubén Santoyo Ayala, resaltó que el mejor regalo de Navidad o el mejor propósito para el año que está por iniciar es realizarse un chequeo médico.

Refirió que anteriormente el chequeo médico anual estaba indicado para personas a partir de los 50 años, pero ante el incremento en la obesidad, sobrepeso, tabaquismo y otros hábitos nocivos entre la población, un análisis integral es conveniente a partir de la cuarta década de vida.

Indicó que personas mayores a 40 años aparentemente sanas deben someterse a algunos exámenes rutinarios tales como biometría hemática, prueba química-clínica, medición de electrolitos, electrocardiograma, radiografía de tórax y medición de colesterol y triglicéridos.

La biometría hemática permite descartar trastornos de la sangre como poliglobulia que se caracteriza por aumento de glóbulos rojos en el torrente sanguíneo que incrementa la viscosidad de la sangre generando una mayor coagulación y condición espesa de la misma.

En tanto, la prueba química-clínica es útil para verificar el funcionamiento del riñón y para medir los niveles de creatina, urea y glucosa en el organismo. La medición de electrolitos es necesaria para detectar niveles altos de sodio y potasio en el paciente que pueden resultar perjudiciales para su salud.

El electrocardiograma se realiza para descartar patologías cardíacas, mientras que la radiografía de tórax permite detectar afecciones como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tumoraciones o neoplasias, tuberculosis o linfomas (tumores cancerígenos que dañan el sistema de defensas).

En pacientes menores de 40 años de edad, el chequeo médico anual se recomienda cuando existen algunos factores de riesgo como el tabaquismo, predisposición genética a enfermedades crónico-degenerativas como diabetes e hipertensión, obesidad o sobrepeso.

Sin embargo la prevención es vital y pacientes jóvenes que deseen fomentar una autocuidado de su salud pueden realizarse anualmente pruebas de biometría hemática y radiografía de tórax.

El especialista recordó que el IMSS cuenta con la estrategia PREVENIMSS en donde se otorgan servicios de medicina preventiva en todas las unidades de medicina familiar del Seguro Social.
Fuente/Ntmx.