En los 60, el promedio de esperanza de vida en las mujeres era de 59.2 años y en los hombres de 55.8, pero para el 2010 creció de manera significativa a 77.8 y 73.9 años Foto/Especial
Plantea la Consar aumentar la edad de retiro
Lunes 27 de Abril de 2015
Ciudad de México, 26 de abril del 2015.-México es uno de los países que a pesar de su crecimiento poblacional para los próximos años no ha considerado incrementar la edad de retiro de sus trabajadores, como lo han hecho países europeos, criticaron expertos.

Federico Rubli Kaiser, coordinador general de Planeación Estratégica y Proyectos Especiales de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), expuso que para el 2050, las personas de 65 años tendrán un peso importante en la población mexicana, ya que representarán 16.2% del total.

Refiere que en los 60, el promedio de esperanza de vida en las mujeres era de 59.2 años y en los hombres de 55.8, pero para el 2010 creció de manera significativa a 77.8 y 73.9 años, respectivamente, por lo que se espera que en los próximos años aumente y ello tenga efecto en el sistema de pensiones.

"Si el trabajador vive más años, el monto acumulado para la pensión puede resultar insuficiente para los gastos de la vejez. Por lo tanto, si el trabajador vive más años, debe trabajar más para financiar su jubilación", sostuvo.

Rubli Kaiser destacó que algunos países como Reino Unido, Irlanda y Alemania ya empezaron a elevar entre dos y tres años la edad de retiro de los trabajadores, ya que también se enfrentarán a grandes cambios demográficos.

"En Italia, la edad de retiro para el 2050 será a los 68 años, en Estados Unidos y Alemania a los 67 años, mientras que en México todavía se mantiene la edad de 65 años, a pesar de su bono demográfico", detalló.

Explicó que en caso de que se incrementara la edad de retiro en el país, no afectaría a los que ya se encuentran en el régimen de retiro de 65 años.

"El proceso se enfocaría en aquellas generaciones que nacen en cierto periodo y se les aplica el nuevo cambio. Por ejemplo, las personas que nacieron de 1980 en adelante podrían ser parte del cambio", expuso.

De acuerdo al informe "Panorama de las Pensiones: América Latina y el Caribe", en caso de no realizar reformas que se adecuen al panorama demográfico que se avecina, así como ampliar al sector de la formalidad, para el 2050, entre 63 y 83 millones de personas podrían recibir una pensión inadecuada.

"El número elevado de trabajadores en el sector informal que no realiza aportes para su pensión complicará el financiamiento de dichos costos, ya que sólo 45 de cada 100 empleados aporta a un plan de retiro, cifra que no ha cambiado en las últimas décadas", destaca el estudio.

A propósito, Carlos Noriega, presidente de la Asociación Mexicana de Afores, mencionó la urgencia de que exista un sistema nacional de pensiones, ya que actualmente en el país existen más de 100 regímenes de pensiones que absorben gran parte de las finanzas públicas del país.

"Se deben coordinar y apoyar acciones para que los gobiernos estatales y municipales migren a un esquema de contribución definida; además, se debe ampliar la cobertura en el sentido de que los trabajadores independientes, informales o desempleados aporten para su retiro", explicó.

Además de considerar un aumento en la edad de retiro, Noriega Curtis destacó que las aportaciones obligatorias para el ahorro del retiro deben aumentar, de lo contrario el trabajador mexicano recibirá una pensión insuficiente para financiar su vejez.

"Los organismos internacionales como la OCDE, el Banco Mundial y la OIT sugieren como objetivo una tasa de reemplazo en un rango entre 50 y 70%, realizando aportaciones entre 15 y 18%, pero en México las aportaciones son de las más bajas, con 6.5%", expuso.
Fuente/Economista