La delincuencia...no pasará, en Q Roo. Claro que no...Está!!!
Viernes 07 de Octubre de 2011 hrs.
En Quintana Roo la delincuencia ¡no pasará!, sentencia el gobernador Roberto Borge. Claro que no, ya pasó y está pasando.

Los acontecimientos delictivos en Cancún, Cozumel y hasta la otrora tanquila Chetumal, por lo pronto indican que con y sin permiso de Roberto Borge, se llevan y llevarán a cabo, aún cuando muy “expeditamente” se logre la captura de los criminales peligrosos, ladrones y hampones de poca monta. Y tanto el gobernador del estado, como el mismo procurador ed justicia tengan la mejor voluntad.

La tierra fértil de la delincuencia de la cual habla el ejecutivo estatal, no necesita su permiso para sentar sus reales. Está y punto. La prevención de los delitos no ha funcionado. Simplemente porque no se ha puesto en marcha.

Tampoco se trata de satanizar a Roberto Borge. Erradicar los errores de siempre y contar con cuerpos policiacos de confianza son cosas del mundo bizarro en que se ha vivido en Quintana Roo en un pasado viciado. Y no se puede resolver en un abrir y cerrar de “ojos”.

No solo se trata de resolver un acontecimiento tan penoso como el de Solidaridad o un robo en una joyería de paisanos conocidos. Se trata de preservar la seguridad de una comunidad que vive a diario, con el miedo como acompañante.

No escatimar recursos para combatir la delincuencia, como anuncia el gobernado, implica asegurarles un sueldo digno a los cuerpos policiacos como un incentivo en la realización de sus funciones y un freno a la corrupción que impera entre ellos. También dotar de armamentos modernos y eficaces, que les de confianza e igualdad en el combate a la delincuencia que impera en todo el estado. Eso sería parte de la urgencia en donde “no se escatimen recursos”.

Desgraciadamente, la mayoría de los ciudadanos no contamos con camionetas ni autos blindados, ni choferes sagaces, ni con “guaruras” que cuiden nuestras vidas. Es verdad que las figuras públicas están expuestas a ser blanco de “vendetas” pero, como se defiende el ciudadano común de las garras del hampa?

Quintana Roo, está en peligro de convertirse en la “tierra de nadie”. Donde está la bravura del General Villa? Donde están las estrategias de inteligencia del ejercito, de la marina o de quien sea?

Lo que está demostrado no solo en Quintana Roo, sino en todo el país entero es que en esta guerra, no sabemos quienes son los van ganando.

Ahí tenemos al estado de Guerrero, está tan cruda la situación, que tuvieron la necesidad de establecer un mando único de seguridad, conformado con las tres órdenes de gobierno de la institución policiaca, además de la milicia y la marina para recuperar el control sobre el crimen organizado.

Requerirá Quintana Roo algún día tomar esta medida drástica? O, para evitar que se ahuyente el turismo, seguirá el clima de inseguridad antes que pedir ayuda para recuperar lo que todos añoramos: Seguridad=tranquilidad?