La temible "temporada baja".
Lunes 03 de Octubre de 2011 hrs.
Preocupante la poca afluencia turística que se presentó recientemente en los principales destinos turísticos en Quintana Roo. Ciertamente todas las temporadas bajas se viven de manera dramática, año tras año.

Abría que preguntarles a los prestadores de servicios y habitantes de Ibiza, allá en la península Ibérica, cual es la receta para que vivan con desbordante alegría solo 3 o 4 meses de boyante afluencia turística y se mantengan a flote los demás meses del año, en lo que sería su temporada baja. Sin hacer tanto drama y si en cambio buscando alternativas de sobrevivencia.

Es increíble que los destinos turísticos de Quintana Roo, los cuales durante todo el año mantienen un clima caluroso, con playas inigualables –tendrían que ver las de Ibiza o Benidorm-, con ciudades que ofrecen atractivos naturales y un sinfín de recursos siempre padezcan los estragos de la temible palabra “temporada baja”.

Cozumel, está viviendo una crisis turística con apenas menos del 20 por ciento de ocupación. Que no es hora de buscar alternativas dentro del marco turístico para salvar la economía de los isleños? Solo le apuestan a los cruceros y ya se vio recientemente, que si estos se ausentan por crisis, la isla se viene abajo.

Cancún, es Cancún y quizá por ello, la confianza duerme tranquilamente. Un destino que está saturado de circunstancias adversas que deterioran la imagen de un destino, pero que también ha sido, la puerta de entrada al Mundo Maya, a los grandes acontecimientos y también –hay que decirlo-, a la tragedia de la inseguridad. Buscar alternativas no le caería nada mal.

Y, aunque la Riviera Maya se corona como la ganadora de la afluencia turística y la menos enfermita, la misma receta no estaría mal para subirle los ánimos. Sin embargo, las últimas cifras ofrecidas por la secretaría de Turismo del estado, ubican a este destino turístico, como el gran favorito del turismo nacional e internacional, aún en la temida temporada baja.

Confiarse a las misas prácticas de promoción o a la costumbre de temporada tras temporada, no ayuda. Las alternativas y las opciones deberían de girar en las mentes de todo el sector turístico en el estado. Dejarle también a las instancias promotoras toda la chamba tampoco es lo acertado. El beneficio finalmente es para todos.

Por lo pronto, el “Encuentro de Redes Sociales” que se va a llevar a cabo en noviembre en Cancún, a través de la OVC, organizado por el “Jaranchac” Ismael Gómez Dantés, es un granito de arena para el desierto de acciones que nuestros destinos carecen.